Parc de Can Escandell

En el clima mediterráneo, el concepto de paraíso se asemeja al concepto de oasis: El jardín del Edén son las huertas: los regadíos.
Tradicionalmente el campesino ha pensado sistemas para captar y acumular agua, para convertir en irrigable una pequeña parte de su tierra y plantar ahí su propio paraíso humano.
La presente propuesta consiste en realizar este concepto a escala comunitaria: a escala de ciudad.  Se diluye la oposición entre lo rural y lo urbano, hermanando al campesino con el ciudadano.
El paisajismo naturalista intenta recrear la estructura del paisaje virgen.
El formalismo, tanto clásico como contemporáneo, moldea el parque en base a patrones formales propios de la estructura del paisaje urbano.

La estructura del paisaje rural no ha sido proyectada y sin embargo es artificial: Es el resultado por adición de pequeñas actuaciones anónimas a lo largo de los siglos: Responde a las necesidades básicas y se basa en el sentido común del campesino y en la experiencia obtenida por siglos de tradición no escrita.
La presente propuesta pretende interpretar la estructura rural de la isla, e introducirla dentro del tejido urbano.
La formalización de la propuesta se sustenta en esta interpretación. No se busca un mimetismo ni una reproducción fiel de lo rural. Se intenta dar respuestas a las necesidades comunitarias de la ciudad partiendo de la misma lógica y los mismos criterios de formalización que se utilizarían dentro de la estructura rural.En este mismo sentido, se ha focalizado la integración de los elementos preexistentes, tanto la vegetación como las trazas y muros actuales, convirtiendolos en elemento generador del diseño.

La razón de ser de un parque urbano contemporáneo es compleja y abarca muchos aspectos, que se han intentado recoger en la presente propuesta :
1.- Complementar  (y mejorar) los estilos de vida urbanos con actividades propias de la vida en el campo. El parque puede dar respuesta a necesidades que la ciudad en sentido estricto no puede satisfacer. Todas las experiencias recientes de implantación de huertos urbanos  han tenido unos beneficios sociales muy positivos, y han abarcado todas las franjas de edad.
2.- Promover espacios públicos para socializar, espacios de encuentro, e incluso esporádicamente espacios de intercambio. El parque puede contener y regular estas funciones. Las plazoletas, paseos, alineaciones y el emparrado de higueras que se proponen pueden albergar cualquier tipo de reunión, celebración, acto social, un espectáculo al aire libre, o incluso un mercadillo.
3.- Generar referencias en el paisaje, mediante elementos simbólicos en los que la sociedad se pueda sentir identificada. En este sentido se propone la construcción del canal/mirador, como manifiesto de una actitud responsable y racional en la utilización de los recursos naturales, en este caso recursos hídricos,  y de respeto colectivo hacia el medio ambiente.

 
     

Concurso Público de Ideas para el diseño del Parque Can Escandell en Eivissa.

Emplaçament

Can Escandell
Terme municipal d'Eivissa

Promotor

SEPEs
Entidad Pública Empresarial de Suelo

Superfície construida

17,35 Ha

Data concurs

2011